viernes, 20 de abril de 2018

Aeroyoga terapia para mujeres en situación de violencia de género

Aeroyoga terapia para mujeres en situación de violencia de género 


DEFINICIÓN DE GÉNERO


Antes de comenzar a desarrollar el tema de las violencias de género, en primer lugar es

necesario comprender qué se entiende por género.
El género es una categoría construida cultural y socialmente que define en cada momento histórico qué se entiende por masculino y femenino, es decir que es lo propio del varón y de la mujer, y de las relaciones entre ambos.
Y si bien estas diferencias entre géneros son construidas socialmente, las mismas se presentan como fundadas en la diferencia sexual, por eso parece que fuera natural. Es decir, se atribuye a la biología lo que es producto de la cultura. Por ejemplo el “instinto” materno es considerado como un “instinto o poder natural” que impele a a todas las mujeres de la especie a concebir hijos y ser madres. Sin embargo a medida que la mujer va corriendo el velo de estas imposiciones culturales, comienza a elegir si quiere o no ser madre, en que momento de su vida, con quien, etc.

Esta construcción cultural se aplica dentro de la sociedad para:
  • • Delimitar valores, conductas y expectativas.
  • • Establecer relaciones sociales de poder.
  • • Aprender, reproducir y naturalizar un modo de ver el mundo de manera dual: femenino/masculino.
  • • Generar desigualdad y discriminación

Desde pequeños, se desarrollan e inculcan este tipo de estereotipos y conductas, por ejemplo en los juegos y juguetes que se les ofrecen a los niños y niñas. Sin embargo, tanto las niñas como los niños, pueden jugar con diversos juegos sin importar el “rol” que se espera de ellos al crecer. 


¿QUE ES VIOLENCIA DE GÉNERO?

Las Naciones Unidas definen la violencia contra la mujer como "todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada".
La violencia contra las mujeres es de muchas formas: física, sexual, psicológica y económica. Estas formas de violencia se interrelacionan y afectan a las mujeres desde el nacimiento hasta la edad mayor. La violencia contra las mujeres no se confina a una cultura, región o país específico, ni a grupos particulares de mujeres en la sociedad. Las raíces de la violencia contra la mujer yacen en la discriminación persistente contra las mujeres. 


Para realizar una articulación entre violencia de género y su abordaje desde el AeroYoga® es necesario partir desde la premisa de que la violencia simbólica y la discriminación hacia la mujer se inscriben desde la más temprana edad.

A lo largo de la historia de la humanidad el cuerpo de la mujer ha sido y es un territorio de conquista. La forma de conquistar y distribuir el poder y la sujeción social de ese cuerpo ha tenido diversas formas. En la antigüedad se imponía la descendencia de sangre sobre los hijos de la mujer, se la castigaba con la pena de muerte, se realizaban caserías de brujas contra aquellas mujeres que se rebelaban ante estas imposiciones, etc (aún estas
prácticas se encuentran activas en ciertas poblaciones) La libertad de la mujer no se mide en centímetros de tela.

En la actualidad, esa relación de poder no siempre se desarrolla mediante la fuerza, sino que comienza con la construcción e inscripción en el psiquismo de la mujer a través de matrices de aprendizaje donde se transmite la cultura, de generación en generación. Sobre todo, se la instruye en cuanto al uso del cuerpo y la palabra, utilizando estereotipos e ideales de “femineidad”.

En la niñez la mujer aprende a “comportarse” según lo que se espera de ella. Aprende que el treparse a los techos, encaramarse a los árboles, andar saltando y gritando no son cosas de “niñas”. Aprende a adoptar posiciones incómodas y antinaturales para agacharse, sentarse en una silla, subir al transporte público, llevar una falda, etc.

Tampoco es bien visto que diga lo que piensa, que muestre sus emociones, cante a boca de jarro, haga muecas y ruidos con el cuerpo, etc.

Estas micro inscripciones delimitan el pleno uso de sus capacidades físicas y biológicas; construyendo un esquema corporal limitado a las exigencias culturales. El desarrollo de la conciencia corporal y la propiocepción se da en el seno de un tipo de instituciones (familia, escuela, tiempo libre, etc.) que intervienen en el crecimiento de las niñas.

Desde las técnicas corporales y específicamente en AeroYoga®, resulta necesario tener en cuenta estos condicionamientos, dado que al trabajar con mujeres y dar indicaciones acerca de las contracciones musculares del suelo pélvico (Mula bhanda), la necesidad de liberar la articulación coxofemoral para determinadas posturas (por ejemplo vaihayasa sirsasana), la abducción de las piernas, etc; puede resultar toda una nueva experiencia que moverá sentimientos encontrados donde aparecerán las antiguas represiones, dando lugar al surgimiento del miedo al ridículo, la vergüenza, el placer de liberarse, la timidez, etc. Estas emociones también se visualizan en lo postural, en la falta de coordinación, de comprensión de la consigna, etc.


Desde las técnicas de AeroYoga®, trabajando con las posturas de meditación, respiración y relajación, realizando movimientos lentos que aportan flexibilidad y resistencia muscular en cada una de las partes del cuerpo, se activa el sistema parasimpático y aunando con la respiración, se consigue el balance perfecto del sistema nervioso.
De esta manera se logran otras emociones como el placer, la calma, la disminución de la presión arterial, se reduce el ritmo respiratorio y hace que todos los órganos funcionen de manera óptima



Para una mujer maltratada su cuerpo no es un lugar habitable, sino un problema. Tratada por su agresor como mero objeto, ha internalizado la violencia y lo manifiesta a través de múltiples síntomas corporales. La violencia ha producido una desintegración que no le permite, sentir y vivenciar [su] humanidad encarnada. Desplegar [su] energía en la acción y que ésta sea plena de sentido.
Las terapias basadas en el movimiento, como AeroYoga®, permiten acercarse al propio cuerpo no como un objeto, sino como un cuerpo vivido que permite a la mujer obtener conciencia de sí misma y conocimiento implícito, una reconexión con el propio cuerpo que se ha perdido con la violencia, recuperar o tal vez encontrar-se no solo en el self a nivel del sentido kinestésico y propioceptivo, sino que también con esa capacidad intuitiva del propio cuerpo.
Ayudar a las mujeres a recuperar su self, sólo es posible si se le posibilita recuperar su capacidad de sentir. Y precisamente se trata de focalizar la atención en la conciencia de los estados corporales a partir del trabajo en ingravidez, desde las distintas respiraciones, buscar el lugar confortable, contenedor y de sostén que ofrece el columpio. 



EL HOLDING Y EL APORTE DEL INSTRUCTOR

Del mismo modo que cualquier otro terapeuta, el instructor de Aeroyoga® (si es parte de un equipo interdisciplinario o trabaja de manera independiente), debe tener en cuenta las bases de lo que se considera el “ambiente facilitador”, esto es (según Winnicott), propiciar un rol, o figura materna, dando énfasis a la importancia que tiene la capacidad de la persona que protege (en principio la madre) para contener y calmar angustias y temores del niño.

En los adultos, sobre todo los que han pasado por situaciones traumáticas, esta función deberá ser cumplida por quien “facilita” la tarea. Como sucede con el niño que, frente a situaciones penosas, percibe que por sí solo no podrá calmar la angustia, las mujeres violentadas perciben que el sufrimiento y la rabia no tendrán fin. Necesitarán entonces de personas que las calmen y les aseguren que su dolor no será para siempre.
Esta contención facilitará que las situaciones y emociones vividas como peligrosas vayan dando lugar al despliegue de los recursos psíquicos de la víctima para su autocuidado y protección.

Proveer de una base segura, desde la cual pueda explorar a través de experiencia corporal, los registros y sucesos que se han presentado a lo largo de su vida, en muchos de los cuales encuentra difícil o quizás imposible pensar y reconsiderarlos sin un compañero confiable que le provea apoyo, aliento, simpatía y, en ocasiones, orientación.

En Aeroyoga®, la función de sostén “holding” que debe cumplir el instructor, no solo se da en la actitud profesional que puede tomar, sino también que se “materializa”, en las postura de sostén que en sí provee el columpio, sosteniendo el cuerpo del mismo modo en que lo haría la madre entre sus brazos o en su vientre (por ejemplo la postura de la crisálida)
Esta postura en ingravidez y la oscilación natural o generada por el instructor, hace que la mujer se sienta mecida y arropada. Esto puede abrir múltiples sensaciones placenteras como recuerdos y evocaciones que deben ser contenidas de algún modo tanto por el instructor en la medida que se encuentre capacitado para tal tarea, o bien por otros profesionales de la salud mental que puedan “sostener” también desde la escucha o la palabra.

En esta tarea de sostén, es importante la actitud toda del instructor, ya que es relevante la elección de las palabras, el tono de voz, etc.
La hamaca del columpio se torna la “base” desde la cual luego se desplegarán múltiples posibilidades de juego e interacción con el elemento.

En este sentido también es importante el enraizamiento que se realiza con las posturas de Nivel 0 y 1, donde el cuerpo puede descansar en el piso, tomando contacto con la tierra y descargar en ella las emociones negativas.

Es interesante el drenaje emocional que se propone desde Aeroyoga®, para todas las funciones que tienen que ver con el sostenerse y enraizarse (como sucede con la postura

del árbol), pero también liberarse hacia el cielo, explorar más allá de los límites mentales, psíquicos y físicos.


EL JUEGO, LA ACTIVIDAD LÚDICA Y LA CREATIVIDAD

Según Donald Winnicott, lo que hace que el individuo sienta que la vida vale la pena de vivirse es, más que ninguna otra cosa, la apercepción creadora (que puede entenderse como “prepararse para percibir creativamente”).

Frente a esto existe una relación de acatamiento, se reconoce al mundo y sus detalles pero solo como algo en que es preciso encajar o que exige adaptación (en el caso de las mujeres que sufren violencia de género, esto se evidencia en la sobreadaptación a la violencia, el maltrato y la indefensión.

La creatividad se refiere al enfoque de la realidad exterior por el individuo. Si se da por supuesta una capacidad cerebral razonable, una inteligencia suficiente para permitir al individuo convertirse en una persona que vive y participa en la vida de la comunidad, todo lo que se produce es creativo, salvo en la medida en que el individuo está enfermo o se encuentra frenado por factores ambientales en desarrollo que ahogan sus procesos creadores

Debe esperarse que los adultos continúen el proceso de crecer y madurar, puesto que pocas veces llegan a una madurez completa. No obstante, en cuanto han hallado un nicho en la sociedad gracias al trabajo, y tal vez se han casado o llegado a una solución de transacción entre copiar a los progenitores y la identidad personal desafiante, una vez, entonces, que se han producido estos desarrollos, puede decirse que se inició la vida adulta, y los individuos van emergiendo uno a uno del ámbito abarcado por esta breve descripción del crecimiento en términos de “dependencia hacia la independencia”

Entonces, en el caso de mujeres en situación de violencia de género, nos encontramos con sujetos que están debilitados en yo interno (en términos de Winnicott, aún dependientesde su opresor). 



¿Cómo logramos que surja esa nueva mujer empoderada, afirmada en sus propios deseos, madura en el sentido de sentirse creadora de su propia vida, de una búsqueda novedosa y creativa hacia la salud?

Intuyo que el espacio del juego y la creatividad es donde surge dicha respuesta.

Si tenemos en cuenta que AeroYoga©  es un sistema de trabajo conceptual que desarrolla cuerpo y creatividad potencializa la realización del ser humano, ayudándole a conseguir sus objetivos en la vida, que es un método artístico y una plataforma de crecimiento personal, y un sistema que fomenta la creatividad de la persona; estamos hablando de una actividad mediante la cual se puede ofrecer un espacio, técnica y elemento de trabajo que proporcione ese sentir que la vida vale la pena ser vivida.


En mi experiencia personal, cada persona que toma contacto con el columpio, incluso yo misma, antes de aprender cualquier postura, instintivamente se tiende a encaramarse y hamacarse. El acto de hamacarse evoca e invoca la infancia, el brazo materno o paterno que acuna, que arrulla. Las primeras experiencias en la hamaca del parque, etc.

En la adultez dejamos de “hamacarnos”, comenzamos a correr detrás de los buses, utilizamos la palanca de cambios del auto, desarrollamos habilidades para “administrar” nuestro cuerpo de modo que resuelva las necesidades productivas de la vida cotidiana.
Cualquier adulto que toma contacto por primera vez con el columpio, se sienta y comienza a balancearse hacia adelante y atrás, o hacia un lado y otro. Sube las piernas, siente el aire rozando su cabello y las mejillas. Y su cara se transforma.

Los más osados comienzas a hacer pequeñas piruetas, lo hacen girar, levantan las piernas tímidamente tratando de ponerse cabeza abajo, etc. Algunos hasta incluyo llegan a hamacarse parados sobre el columpio.
Siempre sonriendo.

El juego conecta con un espacio intermedio que no es real ni imaginario. Es el espacio intermedio de la experiencia, entre lo intrasubjetivo y lo intersubjetivo. Entre el sujeto y el mundo. Es el espacio donde el sujeto es y no es.
Esta posibilidad de jugar, de ser otro, de expresarse a través de la osadía, del encuentro con un nuevo elemento que puede ser gobernado, y que a su vez presenta un desafío para la mente y el cuerpo, es un aspecto de fundamental relevancia para el trabajo con mujeres en situación de violencia de género.

La idea es que ella misma pueda ir desarrollando y descubriéndose en esta capacidad, en este “poder” hacer que se da en la mecánica o manipulación en el “entre” del cuerpo y el columpio, el cual tiene la función de intermediador, de “objeto transicional” que permite explorar las propias posibilidades, acercarse lentamente a ese “poder hacer”, “poder ser” y “poder transformarse”.

En este sentido, casi todas las posturas de AeroYoga©, cumplen con esa función. Las posturas como por ejemplo Plancha en twisterque hace girar y largar carcajadas de adrenalina, las sesiones acrobáticas donde las posturas emulan animales león dormido, el superhéroe, Peter Pany la sirenaque evoca a personajes fantásticos, o la sillita de la reinaque rememora los juegos de la infancia como la sillita que hacíamos en el colegio entre dos amigas para sostener a una tercera. 


DESDE LOS APORTES DE LA NEUROPSICOLOGÍA

Como ya mencionamos, como efecto de la situación traumática, se produce una ansiedad desorganizante, aumento de tensión intrapsíquica que se traduce en tensión muscular, la cual necesitará ser neutralizada. Esto, entre otros síntomas que forman
parte de la sintomatología de la mujer maltratada; como ansiedad, depresión, insomnio, etc.

El estrés: se refiere a experiencias emocionales negativas, con cambios conductuales, bioquímicos y psicológicos que están relacionados con retos agudos o crónicos percibidos. Además de los efectos psicológicos, el estrés tiene múltiples consecuencias corporales. 

Entre las enfermedades causadas por el estrés se puede mencionar:
Agonía emocional: una combinación de enojo o irritabilidad, ansiedad y depresión.
Problemas musculares: que incluyen dolores de cabeza, dolor de espalda, dolor de mandíbula y las tensiones musculares que derivan en desarrollo muscular y problemas de tendones y ligamentos.

Ansiedad: la ansiedad se define como un sentimiento de miedo, y aprensión difuso, vago y muy desagradable. La persona se preocupa mucho, sobre todo por los peligros desconocidos. Las características de la ansiedad incluyen sentimientos de incertidumbre, impotencia y activación fisiológica. Una persona que experimenta ansiedad se queja de sentirse nerviosa, tensa, irritable y a menudo tiene dificultad para conciliar el sueño en las noches.1

Depresión: trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia). Los trastornos depresivos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad.

El Aeroyoga® ofrece una interesante propuesta orientada a lograr autorregulación y aumento de la autoconciencia y que consigue significativos beneficios, además, en la reducción del estrés y el aumento de la relajación.

Una forma de trabajar sobre estos métodos de reducción de estrés y aumento de la relajación, puede ser aplicado desde el equilibrio y producción de nuestros propios “analgésicos naturales”, las hormonas neurotransmisoras que producen la felicidad. Entre ellas se encuentran la serotonina, la adrenalina y las endorfinas.

Serotonina:

Es un neurotransmisor que se encuentra en el sistema nervioso central y que tiene mucho que ver con el estado de ánimo. Entre las funciones que genera en nuestro cuerpo esta hormona son:

1 Aeroyoga: Una alternativa de bienestar emocional. Lic. Brenda Karina García.

La regulación del sueño: Porque forma parte de la producción de melatonina.
Regulación de los estados de ánimo: las emociones y los estados depresivos. Los bajos niveles de serotonina son responsables de muchas anomalías de la personalidad (depresión, ansiedad y transtornos compulsivos).

Endorfinas:
Las endorfinas son conocidas como las hormonas de la felicidad o de la alegría, son responsables de los estados de calma, armonía y la sensación de enamoramiento. Además actúan en el cerebro para disminuir la ansiedad y aumentar la sensación de bienestar. Las endorfinas tienen una gran influencia en la modulación del apetito, la liberación de hormonas sexuales y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Adrenalina:
Al hacer deporte o cualquier actividad física el cuerpo segrega endorfinas que producen un efecto calmante del dolor. Cuando estas están elevadas se reduce el dolor físico y

Es una hormona segregada por las glándulas suprarrenales, es la hormona de la acción. Su función básica es generar una eficaz aumenta el amor por la vida.

La mejor forma de sentir el efecto de las endorfinas es con el ejercicio.
adaptación al estrés. Entendido como la capacidad de adaptarse a determinadas circunstancias, la adrenalina se produce en situaciones de tensión (agradable o desagradable) a la que el cuerpo debe adaptarse.

Según comenta la Lic. Brenda Karina García. En su artículo Aeroyoga®: Una alternativa de bienestar emocional.

En las mujeres en situación de violencia de género, es importante hacer hincapié en aquellas posturas y secuencias que no infundan miedo, inseguridad o ansiedad.
Según comenta la Lic. Brenda Karina García. En su artículo Aeroyoga®: Una alternativa de bienestar emocional, las posturas de Aeroyoga® funcionan como drenaje emocional, ayudando a liberar el estrés. Estas posturas básicamente son las posturas restaurativas. Sentada en el piso (Aero padmasana), recostada en el piso (Aero savasana) o arropada en la tela del columpio (la crisálida) que ya la mencionamos. Estas posturas ayudan a

Con la práctica de Aeroyoga® el flujo de estas hormonas será constante y equilibrado
tomar conciencia propioceptiva, y manteniendo la respiración consiente.


Con ellas se logra una relajación profunda, los niveles de estrés, ansiedad o cualquier emoción alterada o negativa presente se irán disipando. El cuerpo y mente quedan en calma. Tal como menciona la Lic. Brenda Karina García y como se comenta en el punto anterior, se podrá hacer una analogía con la terapia emocional de grupo, donde el instructor es el acompañante que dirige en todo momento y los compañeros de grupo viven y comparten la misma experiencia regeneradora.

Es importante aquellas posturas que permitan bajar el estrés traumático, elevando los niveles de seretonina para calmar el dolor. 


DESDEUNAPERSPECTIVAAYURVEDICA


PRANAYAMA O RESPIRACIÓN CONSCIENTE.

El control de la respiración es una de las formas en las que las personas traumatizadas se protegen de las sensaciones y emociones, y ello se acaba cristalizando impidiendo el acceso a las emociones. En las mujeres víctimas de abuso suele ser superficial y suele haber tendencia a la rigidez corporal. Recordemos que un síntoma frecuente es la incapacidad para conectarse con las sensaciones y entrar en estados de embotamiento emocional. Tener la conciencia de la respiración, y con ello de las sensaciones y estados corporales desde una posición distanciada de testigo permite, enraizándose en el presente, tolerar y no oponer resistencia a las sensaciones físicas displacenteras, percepciones y emociones relacionadas con el trauma sin identificarse con ellas.

En la respiración está la clave de la vida. La función respiratoria acontece día y noche a lo largo de la vida, siendo el soporte fisiológico y energético de todas las demás funciones, de toda la actividad-pasividad de nuestro cuerpo-mente. Al ser la función más básica es también la más determinante y a que condiciona nuestras vivencias de todo tipo. 

Según
Es por esto que las prácticas de Pranayama resultan fundamentales para el trabajo con mujeres en situación de violencia de género. El regularizar la respiración aquieta la mente, baja los niveles de adrenalina y libera seretonina. sea nuestra calidad de respiración, así será nuestra calidad de vida.

A pesar de su profunda importancia, para la mayoría de la gente la respiración es el fondo de otras actividades y su continuo flujo permanece en la periferia de la conciencia. Lo que nos hace prestarle atención es un olor desagradable, al que entra por la nariz por error o una gruesa capa de polvo, pero cuando estos problemas se resuelven, la respiración vuelve al fondo de nosotros. No somos conscientes de que la respiración se encuentra en cada pensamiento o movimiento. Si bien no tenemos que controlar continuamente la respiración, los malos hábitos respiratorios, así como también la mala postura corporal y los desequilibrios musculares, hacen que la respiración no sea eficaz. Los bajos niveles de energía, la falta de aliento, la ansiedad, el estrés y la poca concentración son solo unos cuantos de los síntomas de esta deficiencia.

Pero estas condiciones pueden revertirse aplicando las técnicas básicas que harán que se mejore el estilo de la respiración y así disfrutar de un mayor bienestar.

Es el vínculo entre los organismos fisiológico y espiritual. Así como el calor físico es el eje de nuestra vida, el pranayama es el eje del yoga.

El pranayama se halla en la frontera entre los mundos material y espiritual, siendo el diafragma el punto de encuentro del cuerpo físico y espiritual. La práctica de pranayama despeja las nubes del cerebro para así iluminarnos y aportar claridad y frescura a nuestra mente y espíritu. Al inspirar, el yo-verdadero entra en contacto con el cuerpo.

Por eso la inspiración es la evolución del alma hacia el cuerpo: el aliento cósmico espiritual que entra en contacto con el aliento individual. La espiración, desde el punto de vista de la salud física, es la eliminación de las toxinas del organismo. Y no solo de las toxinas a nivel fisiológico, sino también a nivel emocional.

Desde el punto de vista psicológico, aquieta la mente. Desde el punto de vista espiritual, se trata del aliento individual de la persona que entra en contacto con el aliento cósmico externo a fin de que ambos se fundan en uno. La espiración es el abandono de nuestro ego. No solo se trata de una expulsión de aire, sino de la expulsión de nuestro ego en forma de aire. En la espiración nos volvemos humildes, mientras que con la inspiración sobreviene el orgullo.

Muchos de los problemas de ansiedad y estrés son derivados de una mala respiración, con el pranayama aprendemos a respirar más y mejor.

Existes respiraciones relajantes, y que nos sacan del letargo. En la respiración está la clave de la vida. El ser humano inicia su existencia con una primera inspiración y la termina con una última exhalación. La función respiratoria acontece día y noche a lo largo de la vida, siendo el soporte fisiológico y energético de todas las demás funciones, de toda la actividad y pasividad de nuestro cuerpo-mente. La respiración marca toda nuestra existencia, es lo más primario, lo más elemental. A partir de ella nos nutrimos, desarrollamos y manifestamos. Al ser la función más básica es también la más determinante y la que más directamente condiciona nuestras vivencias de todo tipo.

La actividad físico-mental está íntimamente ligada a la dinámica del proceso respiratorio, y las fluctuaciones de este modifican las constantes vitales y la actividad cerebral. Por ejemplo; cuando la respiración se suspende, la mente queda inmovilizada, debido a que los pensamientos se nutren de la energía que les suministra la respiración. 

Conscientes de la relación existente entre estos factores (cuerpo, mente y respiración), los yoguis investigaron a fondo las repercusiones de la respiración y desarrollaron el pranayama, un conjunto de técnicas que regulan el proceso respiratorio, y cuyos principales objetivos son:
 a) Purificar el cuerpo físico y el cuerpo energético.
 b) Equilibrar los flujos de las energías vital y mental. 
c) Incrementar el nivel de energía (prana).
 d) Regular el flujo del prana para estabilizar la actividad mental.


Beneficios generales del Pranayama

La práctica del pranayama influye positivamente en todas las estructuras del ser humano: el cuerpo físico, el cuerpo energético y los niveles emocional y mental.
  •   Mejora la captación de oxígeno y la eliminación del dióxido de carbono.
  •   Purifica las vías respiratorias y los pulmones incrementan su circulación
    sanguínea.
  •   Asegura la apropiada circulación de los fluidos corporales en los riñones,
    estómago, intestinos, hígado, etc.
  •   Estimula el proceso digestivo.
  •   Purifica la sangre.
  •   Tonifica el corazón, el sistema nervioso, la médula espinal, y el cerebro. Durante
    la retención se estimula la respiración celular.
  •   Incrementa el nivel de energía y regulariza el fluido de energía en el cuerpo. Activa
    e incrementa el potencial de los chakras.
  •   Estimula el rendimiento intelectual. Mejora la memoria y proporciona claridad
    mental.
  •   Otorga calma y serenidad.
  •   El pranayama induce a un estado mental profundo que facilita la consecución de
    los estados de interiorización, concentración y meditación.
    La práctica de Aeroyoga® aporta todos los beneficios del Pranayama, desarrollando un método holístico, donde la respiración es esencial en cada una de las posturas. Para el sistema Aeroyoga® la respiración consciente es siempre la base de la práctica y protagoniza la ejecución de la mayoría de los ejercicios.
    Por ejemplo en el caso de la respiración Ujjayi se aplica durante la totalidad de la práctica de Vinyasa AeroYoga© y de los ejercicios exigente físicamente y se utiliza para enfocar la mente. La respiración Ujjayi, desarrolla la capacidad
    pulmonar; seda el sistema nervioso y ayuda a combatir las fluctuaciones mentales favoreciendo los estados de interiorización, concentración y meditación; aumenta la capacidad de resistencia de todo el organismo y mejora el funcionamiento de las glándulas en general (especialmente la tiroides).
    Precisamente la contracción de los músculos de la glotis produce una suave presión sobre los senos carótidas, lo que provoca la ralentización del ritmo cardíaco y el descenso de la presión sanguínea.
Los talleres de Pranayama propuestos por el método Aeroyoga®, permiten trabajar en todos los niveles de drenaje emocional para mujeres en situación de violencia de género, obteniendo múltiples beneficios, siendo el objetivo principal la relajación, el encuentro consigo misma y el equilibrio emocional.


INFLUENCIA DE LOS CHACKRAS.

Según el hinduismo, el cuerpo humano tiene siete chakras principales, que se corresponderían con los plexos nerviosos del sistema autónomo, y que darían cualidades como la diplomacia, la compasión, la sabiduría y la creatividad. Inmediatamente después de la «realización espiritual», los chakras se activan y comienza el lento proceso de limpieza de toda la energía negativa acumulada. Los beneficios son casi inmediatos; las pequeñas ansiedades se reducen y el gozo y la objetividad comienzan a manifestarse. En orden ascendente, los siete chakras son los siguientes: Chakra mūlādhāra (tierra) El primer chakra está situado debajo del hueso sacro, en el cual reside la kundalinī. Su aspecto principal es la inocencia, que es la cualidad que permite experimentar el gozo puro, sin las limitaciones de los prejuicios y los condicionamientos. La inocencia da dignidad, equilibrio y un fuerte sentido de lo correcto; una sabiduría intuitiva que está siempre presente en los niños, pero que poco a poco se pierde, debido a las condiciones de la vida moderna. El segundo chakra es el de la creatividad, el conocimiento y la atención puras. Es el que conecta con la fuente interna de inspiración y permite apreciar la belleza del mundo. El conocimiento puro que este chakra nos otorga no es mental, sino que es una percepción directa y absoluta de la realidad. 

En este centro se encuentra la capacidad de concentración y de atención. En el plano físico, cuida de la parte inferior del hígado, de los riñones y de la parte baja del abdomen. Chakra manipura (fuego) El tercer chakra es el que da la cualidad de la generosidad y el sentido completo de Ud significa "elevado, extremo" y Jaya "victoria, saludo, lo que se expresa en voz alta" y, por eso, Ujjayi también se conoce como respiración victoriosa. La respiración Ujjayi se aplica durante la totalidad de la práctica de Vinyasa AeroYoga© y se utiliza como un mantra para enfocar la mente. satisfacción y felicidad. 

Cuando la kundalinī ilumina este chakra, proporciona rectitud y un sentido interno de moralidad, dando el equilibrio en las diferentes facetas de nuestra vida. Rodeando al segundo y al tercer chakras, se encuentra el Vacío, que establece el principio del maestro en nosotros. Chakra anahata (aire) El cuarto chakra, el círculo del corazón, es el lugar donde reside el espíritu, el verdadero ser. Desde el corazón se manifiestan el amor y la compasión, y este chakra nos proporciona el sentido de la responsabilidad. En su parte central, a la altura del esternón, se manifiesta como completa seguridad y confianza en uno mismo. Este chakra aporta la energía que se necesita para la comunicación con los demás. Su buen estado repercute en que las relaciones sean correctas y en que se puedan expresar las percepciones del corazón. Este chakra se obstruye con los sentimientos de culpa y cuando se culpa a otros con la propia arrogancia (es decir, cuando se falta a la dignidad propia o ajena). Chakra agñá (luz) El sexto chakra se encarga del perdón y la compasión, y permite trascender de la conciencia mental pensante a la conciencia espiritual nirvichara (en sánscrito, sin pensamiento’). Cuando este chakra se abre, entendemos el verdadero significado del perdón, al igual que nos hacemos conscientes del mal que nos hace el odio y el rencor. Estos últimos son incompatibles con la paz y el amor a los que un ser humano aspira desde el interior noble de su espíritu. Chakra sahasrara (sabiduria) El séptimo centro integra los seis anteriores con todas sus cualidades y aspectos. Representa el último escalón en la evolución de la conciencia humana. Igual que el chakra swadisthan, el chakra sahasrara da la percepción directa de la realidad, conseguida mediante la realización, a través del despertar espontáneo de la kundalinī.

Ante una experiencia desagradable, se bloquean los sentimientos deteniendo gran parte del flujo energético natural. Esto afecta al desarrollo y la maduración de los chakras, dando lugar a la inhibición de una función psicológica totalmente equilibrada. Cuando una persona bloquea cualquier experiencia que tenga, bloquea igualmente sus chakras, que llegan a desfigurarse. Los chackras se «taponan», se atascan con la energía estancada.
Las posturas de Aeroyoga® propician el trabajo de equilibrio y alineación de los charkras. La postura de Aero Padmasana es una postura ideal para desarrollar la propiocepción, trabajar en la alineación del primer y segundo chackra desarrollando el enraizamiento, la creatividad y el empoderamiento. Al abrir los brazos hacia la postura de Aero Padmasana hacia atrás (postura de la plenitud), se abre el plexo solar hacia el universo, descomprimiendo la caja torácica, abriendo el corazón y desarrollando la seguridad, la confianza, la autoestima.


CONCENTRACIÓN Y MEDITACIÓN

La concentración mental es un proceso psíquico que consiste en centrar voluntariamente toda la atención de la mente sobre un objetivo, objeto o actividad que se esté realizando o pensando en realizar en ese momento, dejando de lado toda la serie de hechos u otros objetos que puedan ser capaces de interferir en su consecución o en su atención. En el yoga, la concentración o Dhárana, es la plataforma de lanzamiento para alcanzar el estadio siguiente: meditación o dhyána. La concentración en la respiración beneficia con oxígeno al torrente sanguíneo y mejora la salud. La concentración en posturas corporales permite circular una energía con propiedades preventivas y curativas. La concentración en la relajación disminuye las presiones recomponiendo el equilibrio energético. La concentración en la meditación dirige la atención al objetivo y evita la emisión incontrolada de pensamientos, dirigirla a la luz es todo un símbolo. Practique con cualquiera, como por ejemplo con la luz de la vela, hasta verla con los ojos de la mente.

El AeroYoga® a través de su conjunto de técnicas es un medio efectivo para mejorar la concentración mental, pues estimula la producción de ondas alfa, ondas theta y ondas delta en el cerebro, las cuales se relacionan con la relajación, la calma, la creatividad, el incremento de la memoria y la solución de problemas.

Meditar ayuda a reordenar la mente y calmar la ansiedad. Mejora la comprensión de objetivos y motivaciones y equilibra el carácter. También puede hacer resurgir motivaciones, traumas, emociones o energía enquistados. Por el estudio de la respiración y la postura corporal se mejora la salud en general y reconduce el metabolismo a su funcionamiento óptimo. Algunos estudios científicos hechos en Japón acerca de la meditación zen registraron diferencias significativas entre el funcionamiento del sistema nervioso y cerebral de personas que meditaban regularmente y el de las que no
.
En el Aero Vinyasa®, se producen flujos de movimientos y respiración que permiten ingresar en un estado meditativo en movimiento.

Por ejemplo en la aplicación de la técnica de Yoga Nidra (relajación profunda) en el final de todas las clases, vemos que la mente se torna clara y podemos ser capaces de conectarnos con nuestra personalidad interna.

Las sugerencias positivas que se hacen a sí mismos tienen un poderoso efecto y pueden cambiarnos toda la vida. Esto se hace formalmente, incluyendo una oportunidad para hacer una resolución al comienzo y al final de la práctica.
Se induce un estado de receptividad amplificada que es excelente para aprender, porque el material se arroja directamente a la mente inconsciente sin interferencia de la mente consciente.

El objetivo del Yoga Nidra es el equilibrio total, físico y mental, produciendo un estado de quietud completo en todas las dimensiones de nuestra personalidad, y también puede llevar a la autorrealización total. Practicándolo diariamente pueden aliviarse tensiones musculares, emocionales y mentales, e incluso erradicarlas completamente. Este es un método en el cual la mente puede obtener la máxima relajación posible en un mínimo de tiempo.

Todas las prácticas de concentración y meditación, producen un efecto reducción del estrés, equilibrando los niveles hormonales de adrenalina, serotonina y endorfinas.


10 razones básicas para meditar

• Mejora la respiración y los problemas de insomnio • Fortalece el sistema inmune
• Funciona como una “recarga” de energía
• Reduce el estrés y la ansiedad
• Es buena para quienes tiene problemas de hipertensión y cardiovasculares • Aumenta el optimismo y la creatividad
• Impacta positivamente en la autoestima
• Ayuda a reducir los niveles de colesterol
• Te conecta con tu “Yo Interior”
• Mejora
tu rendimiento intelectual
Conclusión:
Hace unos años que trabajo con la temática de género. Como psicóloga social en primera instancia pienso en la importancia del grupo, del vínculo como sostén del sujeto. El vínculo con otro es lo que nos define humanos, a través del otro comprendo e internalizo la cultura y me identifico, me defino como parte de esa cultura.
El primer grupo donde se desarrolla el sujeto es la familia. Y luego el resto de los grupos en los cuales se siga desarrollando van a evocar y reeditar ese grupo primario.
Luego de trabajar con mujeres en situación de violencia de género de manera grupal y con la palabra, fui comprendiendo que no siempre es ésta la vía regiapara el abordaje de la problemática. Muchas veces es difícil relatar, ponerse en el lugar de sí mismacomo sujeto sufriente, sobre todo porque se agolpan en el pecho y la garganta un sinnúmero de emociones que ya mencionamos; la vergüenza, la culpa, la impotencia, etc. O por el contrario, de modo de no revivir ni conectar con todas esas emociones, la mujer relatalos hechos de violencia de manera desafectada, como si fuera una crónica de algo que le sucedió a otra persona.
Las situaciones de violencia reiteradas, sobre todo en el caso de violencia doméstica, generan síntomas tales como depresión, angustia, ataques de pánico, insomnio, etc. Al menos en lo que respecta a los síntomas psicológicos.
Asimismo también se desarrollan síntomas evitativos, de embotamiento emocional, patrones de entumecimiento emocional, e inmovilización.
Toda esta sintomatología psíquica desarrolla una actitud emocionalmente autolimitante de sumisión, indefensión, resignación, etc. Comprendidas dentro del rótulo de indefensión aprendida. Determinando la dificultad que tiene la mujer para tomar decisiones: la necesidad de romper con la relación tóxica (o de hacer posibles cambios si eso fuera posible y deseable por ella), la de responsabilizarse de su vida y reorganizarla de un modo satisfactorio.
Lo que de algún modo intuía en este recorrido, con esta población y también con otras, y de hecho conmigo misma, es que la sola palabra no alcanza. Tampoco alcanza el hablarlo y compartir la experiencia con otros.
En esta búsqueda personal y profesional, comencé a incursionar en otras disciplinas que me permitan una intervención integral e interdisciplinaria, de modo de direccionar la tarea no tanto hacia el síntoma o el foco de la problemática, sino que permita dar un rodeo desde otras áreas.
En relación a esta problemática descubrí la importancia del empoderamiento. Entendido como la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres y que tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas.
Para esto tal como mencionaba, comencé a tomar contacto con otras disciplinas como la recreación, la arteterapia y las terapias corporales. De modo de proveerme de herramientas para trabajar con la problemática desde actividades artístico-expresivas, permitiendo a la mujer adentrarse en las propias posibilidades, afirmarse en su subjetividad revalorizando los aspectos potentes que habitualmente se encuentran velados por las diferentes manifestaciones de violencia que las atraviesan.
La producción creativa, el arte, la expresión y conciencia del cuerpo, permiten depositar en el mundo externo los objetos y aspectos buenos y valorados de sí mismas, introyectando luego esos mismos objetos en su mundo interno. Mediante este proceso,
se genera una resignificación y reintegración de su verdadero YO, elevando la autoestima y redescubriendo sus potencialidades.
En este proceso se produce una reapropiación de su subjetividad y de su cuerpo, pasar de ser un objeto que “acata” el deseo del otro, de la sociedad, de la familia, etc; a ser un sujeto creador de nuevas experiencias y sentires.
El abordaje a partir del juego y los distintos lenguajes y expresiones (corporales, visuales, artísticos, musicales, etc); propician un espacio intermedio de la experiencia, un espacio transicional que funcione como intermediario entre los subjetivo y lo objetivo, entre la realidad interna y la externa.
Finalmente cuando tomé contacto con el sistema Aeroyoga® creado por Rafael Martinez, descubrí en la experiencia personal que efectivamente se trata de un método artístico de crecimiento personal, que utiliza la suspensión y la ingravidez como plataforma para fomentar la creatividad, desbloqueo (físico y emocional), la tonicidad, definición muscular, detoxificación y rejuvenecimiento.
Es por esto que elegí a Aeroyoga® como un método integral y holístico para el abordaje de las problemáticas de mujeres en situación de violencia de género.
Es tan completo, que para realizar esta tesis tuve que hacer un recorrido por las distintas disciplinas que transité (Arteterapia, psicología clínica y conductual, yoga, terapias corporales), dado
que en todas ellas hay un fundamente teórico que valida todas las funciones y beneficio que otorga el Aeroyoga® para el cuerpo (material y sutil), la mente y el espíritu.
Integra el juego y la creatividad como plataforma del desarrollo lúdico evocando la infancia y la potencialidad de lo corporal.
Se trabaja la fuerza, la tonicidad y la elasticidad tanto de lo corporal como lo subjetivo, permitiendo adquirir fortaleza yoica, autoestima y confianza generando otras actitudes corporales y de movimiento distintas a las de huida o parálisis.
Genera un espacio transicional de la experiencia, siendo el columpio y también la técnica, aquello que sostiene, acuna, arrulla y protege; otorgando el apuntalamiento subjetivo (junto con el instructor), que la mujer requiere para poder transitar una resolución del conflicto creativa y creadora.
El columpio en sí mismo funciona como una segunda piel, conteniendo y acariciando las zonas dañadas, tanto musculares, corporales como psíquicas.
En todas las posturas, junto con la respiración pránica cuidadosamente diseñada para cada una de ellas, se genera un balance, armonización y equilibrio de las respuestas de

los neurotransmisores como la serotonina, la adrenalina y endorfinas, generando sedación, calma, alivio de los dolores mentales y corporales.
Del mismo modo las propuestas de los talleres de Pranayama, meditación y balance de los chakras generan descompresiónpsíquica aliviando las tensiones musculares, emocionales y mentales y reduciendo el estrés, permitiendo un espacio mental propicio para el surgimiento de una respuesta creativa hacia los problemas de la vida cotidiana, sin forzar ni acelerar el proceso personal de cada mujer, respetando sus tiempos y capacidades, desarrollando al máximo su potencialidad.
Bibliografía
  •   Cuaderno de formación de Aeroyoga® y Aeropilates® - The Aeroyoga® Institute Association creado por Rafael Martinez
  •   Taller de Pranayama y meditación aérea Cecilia Fernandez de Campo
  •   Aeroyoga® una alternativa de bienestar emocional Lic. Brenda Karina Garcia.
  •   Violencias cotidianas, violencias de género Susana Velazquez
  •   Realidad y juego Donald Winnicott
  •   El lenguaje del cuerpo Alexander Lowen
  •   El poder del yo Moshe Feldenkrais
  •   Luz sobre el yoga B. K. S. Iyengar
  •   Recopilación de Extractos de textos Marisa Fiordalisi, Formadora de Gimnasia
    Consciente, docente de Técnicas Corporales Terapéuticas Universidad USAL
  •   Cuerpos aislados, cuerpos deshabitados, violencias de género y DMT - Miriam
    Palma Ceballos 

Autora de la tesina : Jorgelina Barros / Profesora Certificada de Aeroyoga








jueves, 19 de abril de 2018

Elimina el Dolor de Espalda haciendo Aeroyoga®

FORTALECE todo tu cuerpo con el #trabajo en #suspencion de #aeroyoga . 



1: Túmbate en el suelo.
2: Coloca los pies en los estribos.
3: Deja relajada tus piernas.
4: Coloca tus antebrazos en el suelo , cierra las escapulas .
5: realiza una retro versión pegando las crestas iliacas en e suelo.
6: Contrae el abdomen, intenta pegar el obligó a tu columna. 
7: Sube tu cadera hasta quedar en una plancha.
A partir de ahí tu imaginación no tiene límites.
Este ejercicio te ayudará a tener una espalda fuerte y unos glúteos poderosos. Recuerda que una espalda fuerte y flexible es sinónimo de juventud



We give you the instructions in English and Spanish on how to do this project. STRENGTHEN all your body with the #work in #suspención of #aeroyoga.
1: Lie on the ground.
2: Place your feet in the stirrups.
3: Leave your legs relaxed.
4: Place your forearms on the ground, close the scapulae.
5: perform a retro version by gluing the iliac crests on the floor.
6: Contract the abdomen, try to hit the forced to your column.
7: Raise your hips to a plate.
From there, your imagination has no limits.
This exercise will help you to have a strong back and powerful glutes. Remember that a strong and flexible back is synonymous with flexibility. Visit our website www. aeroyoga.es We have courses in América and Europe. 




Este ejercicio te ayudará a tener una espalda fuerte y unos glúteos poderosos. Recuerda que una espalda fuerte y flexible es sinónimo de juventud. #aeroyoga #yoga #yogaaereo #pilatesaero #aeropilates #flexibilidad #yogateacher #yogaeveryday #yogainspiration #yogachallenge #aeroyogachallenge